Buscar
Buscar

Incontinencia

Incontinencia

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina que comporta un problema social y económico de gran trascendencia en nuestros días.  La incontinencia (tanto de orina como fecal) sigue siendo un tema tabú para la población y las pacientes no suelen abordar el tema o evitan comentarlo incluso con la gente más próxima, es el médico que ha de investigar intencionadamente si existe o no dicha sintomatología, la magnitud del problema y las molestias que le condiciona a la paciente así como el deterioro en la calidad de vida.

Existen básicamente 3 tipos de incontinencia de orina: la incontinencia de orina de esfuerzo, la incontinencia de orina de urgencia y la incontinencia de orina mixta.

Incontinencia Urinaria de Esfuerzo

Es aquella pérdida de orina que se produce cuando la presión intraabdominal excede la presión de cierre de la uretra, se produce con la tos, estornudos, al levantar pesos. El origen de este tipo de incontinencia es una debilidad en los tejidos (músculos y ligamentos) que sostienen a la uretra y al cuello de la vejiga. Debido a esta debilidad cuando la paciente tiene un golpe de tos o un estornudo, la zona del cuello de la vejiga desciende y se abre con el consecuente escape de orina.

Incontinencia Urinaria de Urgencia

Es aquella pérdida involuntaria de orina asociada a un fuerte deseo de orinar, que se presenta súbitamente y que no es posible controlar. Clínicamente suele haber también un aumento de las micciones tanto de día como de noche.

El origen de este tipo de incontinencia suele ser una serie de contracciones o espasmos de la vejiga que aparecen de manera espontánea e irregular y que la persona no puede controlar.

El tratamiento básico de este tipo de incontinencia es mediante medicamentos que inhiben estas contracciones o espasmos vesicales.

Incontinencia Urinaria Mixta

Probablemente ocupa casi la mitad de todos los casos de incontinencia urinaria y es el resultado de la combinación de la incontinencia urinaria de esfuerzo y de la incontinencia urinaria de urgencia, es decir, que participan factores de ambos tipos de incontinencia.

El tratamiento es más complejo y suele iniciarse por el tipo de incontinencia que predomina o que le es más molesto a la paciente (generalmente el tratamiento de la incontinencia de urgencia).

Algunos otros tipos de incontinencia urinaria son : la incontinencia urinaria por rebosamiento (vejigas grandes que no se contraen adecuadamente), incontinencias urinarias por fístulas (generalmente secundarias a intervenciones quirúrgicas), incontinencias urinarias por malformaciones (menos frecuentes), y algunas otras más complejas pero poco frecuentes (neurológicas, infecciosas, por piedras o litiasis, etc.).

Links de interés

www.icsoffice.org

www.iuga.org