Buscar
Buscar

Rehabilitación del suelo pelviano

¿Cuándo hacer Rehabilitación del suelo pelviano?
  • Si hay escape de orina por pequeño que sea
  • Después del parto, incluso si es cesárea
  • Al comenzar la menopausia, como prevención de la incontinencia
  • Si hay vaginismo o alteraciones (dolor, imposibilidad) en las relaciones sexuales
  • Después de cualquier cirugía ginecológica, sobretodo en histerectomías
  • Siempre que se note debilidad, peso en la zona vaginal, pérdidas de orina o imposibilidad de retener las heces o los gases.
  • Si hay descenso de alguna víscera (prolapso)
Nuestra rehabilitación del suelo pélvico

Valoramos el estado del suelo pélvico y la salud global de la persona, para determinar el tipo de tratamiento que podemos realizar.  Generalmente conviene aumentar el tono muscular, así como adquirir nuevos hábitos.

 

Durante las sesiones utilizamos diferentes técnicas que se realizan en función del problema de cada paciente:

  • Masaje perineal: Masaje en la zona pélvica para desensibilizar la zona si hay dolor o trabajar la cicatriz del parto si existe.
  • Masaje en cicatrices: Trabajo manual sobre la cicatriz de la cesárea, la episiotomía o cualquier cicatriz sufrida en una intervención quirúrgica ginecológica para así evitar que nos sea molesta o dolorosa durante tiempo o que cree adherencias.
  • Ejercicios activos: Ejercicios específicos de la musculatura pélvica para aprender a tener un buen control de sus esfínteres y conseguir un buen tono de esta musculatura para que ésta pueda sujetar sin problema las vísceras pélvicas y evitar así prolapsos e incontinencias.
  • Electroestimulación: Uso de corrientes eléctricas via interna o externa para ayudar al refuerzo muscular o para aliviar el dolor de la zona pélvica.
  • Biofeedback: Ejercicios del suelo pélvico con soporte de aparatos que nos marcan la fuerza muscular y nos ayudan a trabajar más analíticamente.
  • Abdominales hipopresivos: Ejercicios abdominales específicos para todas las mujeres en especial las que sufren problemas del suelo pélvico, ya que son abdominales que refuerzan la faja abdominal y ayuda a recuperar la forma física después del parto.
  • Conos: Los conos vaginales son cinco piezas, del mismo tamaño pero de diferente peso, aumentando de forma gradual. Se usan manteniéndolos en la vagina como un tampón unos minutos al día, de pie o caminando.
  • Revisión de hábitos: Revisar y modificar algunos hábitos de la vida diaria que nos perjudican, sin saberlo, en la sintomatología del suelo pélvico.
  • Relajación: Ejercicios de relajación en caso que sean necesarios para facilitarnos la recuperación en el plano holístico en el que trabajamos (físico-emocional).
Las sesiones

Son individuales y personalizadas para favorecer la comunicación con la fisioterapeuta y atender a todos los aspectos individuales de cada mujer. Pueden ser semanales, quincenales o mensuales, según se valore en cada caso  y tienen una duración de 45 minutos aproximadamente

rehabilitacion-suelo-pelvico2